La administración del presidente Salvador Sánchez Cerén es la que menos empleos públicos ha creado en la historia gubernamental desde la firma de los Acuerdos de Paz, revelan datos proporcionados por el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) y recopilados por la Secretaría de Participación, Transparencia y Anticorrupción (SPTA).

El informe, hecho público por la secretaría a finales de 2018 detalla que durante la presente administración, hasta el mes de mayo de ese año, se habían sumado 5,705 empleados públicos a los 160,872 que se registraban en junio de 2014, cuando inició el periodo gubernamental, para un total de 166,577 trabajadoras y trabajadores públicos en 2018.

La cifra es mucho menor al incremento de trabajadores registrado durante la gestión anterior, entre 2009 y 2014, periodo en el que la planilla pasó de 136,874 empleados a 162,072, es decir, 25,198 trabajadores más.

Durante la administración del expresidente Elías Antonio Saca el número de empleados públicos aumentó en 19,322, pasando de 116,570 al inicio de la gestión a 135,892 al final de esta.

En tanto, en el quinquenio del expresidente Francisco Flores se registró una disminución de 21,793 empleados públicos, producto de las privatizaciones de la época, pasando de 139,507 al inicio del período en 1999 a 117,714 al finalizar en 2004.

El quinquenio de la presidencia de Armando Calderón Sol es en el que se registra el mayor incremento: 40,969 empleos públicos más que al inicio de la gestión en 1994, pasando de 91,084 a 132,053 cinco años después, en 1999.

Durante la presidencia de Alfredo Cristiani se registró un aumento de 21,197 empleados públicos, pasando de 69,887 al inicio del periodo a 91,084 al finalizar este.