El presidente Salvador Sánchez Cerén recibió este día los 24 planes municipales de la III fase del Plan El Salvador Seguro (PESS), que contemplan la implementación de acciones concretas en la búsqueda de la reducción de los índices de violencia en los territorios.

Dichos planes municipales marcan un importante avance en la estrategia de seguridad impulsada por el gobierno en coordinación con diversos sectores de la sociedad, y se suman a los 26 municipios priorizados en el PESS en la primera y segunda fase.

A esta tercera etapa se incorporan los municipios de Atiquizaya, Armenia, Acajutla, Ciudad Arce, Coatepeque, El Congo, Metapán, Santa Tecla, La Libertad, Zaragoza, Panchimalco, Tonacatepeque, Ilopango, Santo Tomás, Ayutuxtepeque, Cuscatancingo, San Marcos, Nejapa, Guazapa, San Luis Talpa, San Pedro Masahuat, Santa Cruz Michapa, Tecoluca y La Unión.

Los planes presentados han sido formulados con la participación de actores locales, convocados por los Comités Municipales de Prevención de la Violencia, para identificar poblaciones y sectores que requieren acciones y atención inmediata.

Estas se enmarcan en seis grandes componentes: seguridad en el territorio, oportunidades educativas, oportunidades de inserción productiva, rehabilitación y dinamización de espacios públicos, servicio a las personas familia y comunidad y atención a víctimas.

El trabajo en favor de la seguridad se financiará con los fondos municipales, presupuesto del gobierno central, contribución especial, sector privado cooperación internacional, agencias intergubernamentales y organismos privados internacionales.

“Con esta responsabilidad y compromiso mi gobierno ratifica que la prevención es la apuesta principal para eliminar las condiciones que generan la inseguridad y la violencia”, dijo el mandatario.

Aseguró que la apuesta de su gobierno es la prevención social, por eso el PESS hace especial énfasis en este componente, así como en la garantía de los derechos humanos y la atención a las víctimas.

“Hay motivos para sentirnos muy entusiastas, tenemos resultados evidentes y contamos con un plan integral y consensuado.

Tenemos un rumbo y una estrategia definida. No vamos a detenernos en nuestra misión de asegurar paz y tranquilidad a todas las familias salvadoreñas”, manifestó.

Precisó que el dialogo seguirá siendo prioridad para su gobierno en la construcción de nuevos acuerdos.

La entrega de los 24 planes municipales se realizó en el marco de la Semana por la Seguridad y la Convivencia Ciudadana, dedicada a Hato Hasbún, en homenaje a su legado al diálogo democrático y su especial aporte a los Consejos Nacionales de Diálogo.

Durante esta semana se llevaron a cabo foros, talleres y conversatorios que abordaron de forma integral e inclusiva importantes temas relacionados a la seguridad ciudadana y la prevención, la atención a víctimas, la garantía de los derechos humanos y la participación de los diferentes sectores en la construcción de una cultura de paz.