Directores, jefes, coordinadores y técnicos del Registro Nacional de las Personas Naturales (RNPN) recibieron una capacitación sobre la Ley de Firma Electrónica en las instalaciones de la Torre de la institución, con la finalidad de conocer os beneficios y cómo debe de aplicarse dicha normativa.

La capacitación estuvo a cargo del licenciado Carlo Giovanni Berty, jefe del despacho de asesores del Ministerio de Economía. Quien  dijo que “la firma electrónica debe entenderse como la analogía electrónica de la firma manual”.

Asimismo, señaló el por qué era importante la Firma Electrónica: “Sirve para brindar seguridad jurídica a través de una legislación que regule de manera general las transacciones y comunicaciones electrónicas que ya se están realizando y sea  un instrumento que promueva: La actividad comercial interna y el comercio transfronterizo, la simplificación y agilización de trámites, a través de  la automatización de procesos con reducción de tiempos y costos, la modernización y transparencia de la administración pública, la implementación del Gobierno Electrónica y Mejoras en los indicadores de competitividad”.

Como parte de la Ley destacó que esta tiene tres principios:
Autenticidad: La garantía que el mensaje es confiable y ésta garantía perdura a través del tiempo.
Confidencialidad: Garantía para el iniciador y el destinatario de que nadie podrá acceder al contenido del mensaje sin  una autorización expresa

No reproducción: Garantía que cuando un mensaje ha sido suscrito con firma electrónica no puede ser repudiado su autoría por la persona del iniciador

Berty destacó además, que hay dos tipos de Firma Electrónica: La Firma Electrónica Simple y la Firma Electrónica Certificada.
Dijo que la Firma Electrónica Simple: son  los datos en forma electrónica consignados en un mensaje de datos, o lógicamente asociados al mismo, que puedan ser utilizados para identificar al firmante en relación con el mensaje de datos e indicar que el firmante aprueba la información recogida en el mensaje de datos.

Y que la Firma Electrónica Certificada: son  los datos en forma electrónica, consignados en un mensaje de datos o lógicamente asociados al mismo, que permiten la identificación del firmante y que garantiza que los datos de creación de la firma se encuentran en exclusivo control del signatario, lo que permite que sea detectable cualquier modificación ulterior al contenido del mensaje de datos.

También agregó que la Firma Electrónica funciona en la práctica la fe es decir, a través de un certificado electrónico, y que lo definió como el documento proporcionado por un proveedor de servicios de certificación que otorga certeza a la firma electrónica certificada, garantizando la asociación de la persona con dicha firma.

En la capacitación se incluyó la explicación de que la Firma Electrónica simple se tendrá por jurídicamente equivalente a la firma autógrafa. En cuanto a sus efectos jurídicos, la firma electrónica simple no tendrá validez probatoria, sin embargo, podrán constituir un elemento de convicción conforme a las reglas de la sana crítica.

Mientras que la Firma Electrónica certificada tendrá igual validez, y los mismos efectos jurídicos y probatorios que una firma manuscrita, en relación con los datos consignados en un documento o mensaje de datos electrónicos en que fuere empleada.
En todo caso, al valorar  la fuerza probatoria de un documento electrónico se tendrá presente la confiabilidad de la forma en la que se haya generado, archivado,  comunicado y  en la que se haya conservado la integridad de la información.

Berty dijo que la facultad de los administradores puede relacionarse o comunicarse con las instituciones del Estado, con firma electrónica certificada. Sin embargo, podrán continuar haciendo uso otras formas de comunicación.

Dijo que el comité consultivo tiene como objeto de asesorar al Ministerio de Economía en lo relativo a la Ley de Firma Electrónica, y podrá ser consultado sobre cualquier aspecto de la aplicación e implementación de la Ley de Firma Electrónica
Tendrá participación de entidades públicas, gremiales empresariales, organismos no gubernamentales y universidades

Pero también surgió la interrogante de ¿cuánto  costará acreditarse como proveedor de servicios de firma electrónica?.

A lo que respondió que: “La tasa aplicable a los proveedores de servicios de certificación y de los prestadores de servicios de almacenamiento de documentos electrónicos, será cobrada por el MINEC. Siendo las tasas aplicables las siguientes:
I.    La tasa por inscripción será el equivalente a cuatro  salarios mínimos mensuales del sector comercio y servicios
II.    Por renovación anual, corresponderá a dos salarios mínimos mensuales del sector comercio y servicio

Finalmente,  señaló que algunos de los beneficios esperados son:
Incrementar la eficiencia de la actuación pública, por ejemplo: realizar actos de comunicación, emisión de documentos, autorizaciones, requerimientos y notificaciones.
Reducción de costos para el Estado y los ciudadanos.
Agilización y un mejor servicio a los ciudadanos.
Impulsar los proyectos de simplificación.
Facilitación del comercio y certeza jurídica de las transacciones.